lunes, 21 de enero de 2008

Historia y Beneficios de la Digitopuntura

Se sabe que las primeras técnicas de masajes curativos fueron creadas y enseñadas en la China antigua a través de escuelas taoístas, y que los escritos más antiguos que se conocen sobre la materia fueron escritos por Nei Tsing, personaje del siglo XVIII antes de nuestra era.

Asimismo, la idea de que existen corrientes de energía o "meridianos" que cruzan el cuerpo data cuando menos del siglo XV antes de Cristo; desde entonces todo el pueblo chino sabía que el masaje ayuda a estimular la circulación del chi, pero eran los monjes quienes tenían mayor capacidad y especialización para saber qué tipo de terapia se debía aplicar en cada caso.

Con el paso del tiempo también se observó que los meridianos podían ser estimulados de distintas maneras, destacando técnicas en las que se utilizaban agujas (acupuntura), objetos de metal, minerales magnéticos (magnetoterapia), piedras talladas, pedazos de madera pulidos o simplemente los dedos.

Por último, en el siglo VI se editó un tratado en donde se describen en forma detallada, por primera vez, los distintos tipos de estimulación (presión, fricción, estiramiento, movimiento circular, frotamiento y otros) que pueden realizarse en los distintos puntos de la "red energética" para aumentar o disminuir el flujo de chi, hecho con el que se sentó la última base requerida para dar lugar a las técnicas de digitopuntura modernas.

Entre los principales efectos terapéuticos de la acupresión encontramos:

  • Eliminación de fatiga muscular y sensación de cansancio.
  • Mejoramiento de la circulación.
  • Relajación del sistema nervioso.
  • Regulación del funcionamiento de órganos como hígado, estómago y corazón.
  • Estimulación de los mecanismos de eliminación de desechos del organismo (actividad intestinal o de los riñones).
  • Alivio del dolor, insomnio y estrés.
  • Mejora del estado de ánimo en general.

Otra ventaja que ofrece es que, luego de recibir tratamiento por parte de un especialista, el individuo aprende la técnica y es capaz de dar alivio a sus padecimientos por cuenta propia, de modo que puede realizar automasajes mientras ve televisión, escucha música o descansa, de modo que es relativamente fácil dar continuidad a la terapia.

Asimismo, las técnicas de acupresión pueden tener valor preventivo para aquellas personas que padecen una enfermedad crónica o recurrente; por ejemplo, si un individuo sabe que en temporada de frío siempre se agripa, puede realizar masajes curativos con anticipación, antes del cambio de estación, para pasar un invierno sin problemas.

También cuando un estudiante sabe que se acerca época de exámenes, o una persona nota que la carga de trabajo será mayor en los próximos días, puede revitalizar los puntos antiestrés para afrontar mejor la situación venidera y actuar de manera más serena.

Empero, también se debe mencionar que las técnicas de acupresión no son indicadas para curar enfermedades contagiosas, infecciones, ulceraciones del sistema digestivo, leucemia, cáncer, infecciones de la piel o fiebre elevada después de una intervención quirúrgica.

Ejemplos
A continuación presentamos algunas técnicas básicas de masaje de digitopuntura, que si bien pueden ser muy útiles no sustituyen la terapia del especialista:

Acné. Se apoyan las yemas de los dedos índice de ambas manos 4 centímetros arriba de los pezones, y luego se realiza masaje circular con leve presión durante cinco minutos; este ejercicio se debe realizar dos veces al día.

Dolor de cabeza. Se apoya la yema del índice derecho en la parte central de la ceja del mismo hemisferio, y la del dedo izquierdo sobre su correspondiente. La presión será suave, durante cinco minutos, y se dará masaje en el mismo sentido que las agujas del reloj cada dos horas mientras se padezcan las molestias.

Arritmia (latidos del corazón fuera de su ritmo). Se sujeta el codo izquierdo con la mano derecha y se aprieta la cavidad interna con el dedo pulgar, presionando durante 7 u 8 minutos cada vez que se note una arritmia.

Insomnio. Sentado, y con la pierna izquierda flexionada y apoyada sobre la derecha, el paciente se presiona con el pulgar de la mano derecha el punto situado entre el primer y segundo dedo del pie, dando ligero masaje. El ejercicio dura cinco minutos y se debe realizar todas las tardes.

Tristeza. Se sujeta la muñeca derecha con la mano izquierda, procurando que el pulgar de ésta presione levemente el punto situado bajo el dedo meñique durante tres minutos. El ejercicio puede realizarse 2 o 3 veces al día.

Vértigo. La yema del dedo índice de la mano izquierda se sitúa en el punto situado detrás del lóbulo de la oreja del mismo hemisferio. Se presiona con delicadeza y se da masaje circular durante cinco minutos; puede efectuarse dos veces al día.

Decaimiento. Sentado, el individuo apoya su pie derecho sobre el muslo izquierdo, y con el pulgar de la mano derecha ejerce presión profunda en el centro de la planta del pie por tres minutos; la operación se repite en el pie izquierdo, y en total puede realizarse dos veces al día.

Cólico menstrual. A excepción del pulgar, se apoyan todos los dedos de la mano derecha sobre el vientre, bajo el ombligo, en tanto que con el índice de la mano izquierda se presiona con delicadeza el pubis durante cinco minutos. El ejercicio se realizará dos veces al día al iniciarse el período.

Los cambios propuestos por la digitoterapia son paulatinos y sólo requieren la práctica habitual y continua de los ejercicios a fin de conseguir la mejoría deseada o el mantenimiento de un cuerpo sano. Mucha gente se siente a gusto con los resultados obtenidos y aseguran que su forma de ver la salud ha cambiado, de modo que la valoran y aprecian más que antes.

¿Le interesa probar?

________________________________________
________________________________________
Nora Luz Hernández Uscanga

Veracruz, Ver.
Tel. Consultorio: 2-02-92-19
Celular: 044-22-91-38-95-80

nutricionortomolecularveracruz@gmail.com
________________________________________
________________________________________
Calle del Maestro No. 17
Col. del Maestro

entre Plaza Cristal y el IMSS de Diáz Mirón.

Veracruz, México


PREVIA CITA